Asigna un número de clase a los estudiantes


(⏱️ Tiempo de Lectura: 2:30 minutos)

Hoy os traigo un artículo muy breve con un truco sencillo y extremadamente fácil de poner en marcha, pero que me sorprende que aún haya profesores que no usen. Se usa de manera rutinaria en las escuelas estadounidenses para funciones muy variadas.

A lo largo de un curso corregimos cientos de tareas, tests o exámenes. Podemos ahorrar tiempo de corrección si diseñamos bien las preguntas y si usamos la escala 0-10 para evaluarlos. Sin embargo, después de corregir, debemos transcribir esas notas a nuestro cuaderno del profesor (en papel, digital u hoja de cálculo) y este es un proceso que nos tomará un tiempo. Este tiempo se puede recortar si tenemos los exámenes en el mismo orden alfabético que las listas de clase de nuestro cuaderno.

Para que este proceso sea muy rápido, al principio de curso, asigna un número a cada estudiante de un grupo por orden alfabético. Los estudiantes tendrán que escribir siempre este número «de lista» o «de clase» en la parte superior derecha o en el encabezamiento del examen, test o tarea. Comprueba que han escrito ese número cuando entregan el examen y no lo aceptes si no lo han completado.

Cuando recoges y corriges los exámenes, los ordenas rápidamente siguiendo esta numeración y te resultará muchísimo más rápido copiar las notas, porque estarán justo en el orden alfabético de las listas de estudiantes de tu cuaderno, sin tener que ir buscando aquí y allá el nombre con cada estudiante. Si arañamos un minuto de nuestro tiempo cada vez que transcribimos las notas, se convertirán en horas ahorradas al final del curso.

Si tenemos cuadernos digitales o usamos hojas de cálculo, una forma de evitar completamente este paso de transcripción de notas en los tests y algunas tareas digitales consiste en el uso de aplicaciones de corrección automática (como Plickers, Kahoot! o Google Forms) ya que nos ofrecen los resultados directamente en un formato ordenado listo para copiar y pegar en nuestro cuaderno digital.

🥇 CADA MINUTO CUENTA


Resumen de productividad

⭐ Dificultad de poner en práctica: Ultrasencilla

⭐ Tiempo necesario para comenzar a usarla: 1 minuto para comunicarlo a los estudiantes

⭐ Potencial de ahorro: Bajo pero sostenido en el tiempo

⭐ Velocidad de obtención de resultados: En cuanto corrijamos algún examen, test o tarea

⭐ Ventajas adicionales: Es menos probable cometer errores en la transcripción si están en orden


Bloques de hormigón o madera con números impresos
Asigna un número a tus estudiantes
Photo by Dan Burton on Unsplash

Quiero recibir gratis un par de mailes semanales sobre Inteligencia Artificial y Ahorro de Tiempo para Docentes


Reflexiona

  • ¿Asignas un número de clase a tus estudiantes para facilitar la transcripción de calificaciones?
  • ¿Usas otro sistema para transcribir las notas rápidamente?

Practica

  • Si aún no lo haces, no esperes al próximo curso: asigna ya un número de clase a cada estudiante para transcribir sus notas

⚠️  Los enlaces de esta página y de toda la web pueden contener código de afiliados de Amazon o de otras empresas. Esto significa que recibimos una comisión por cada compra de producto o servicio sin que cambie el precio de venta para el comprador.

Deja un comentario

  • Responsable: Guillermo Antón Pardo
  • Finalidad: Gestionar y responder a tus comentarios
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos de este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control
  • Información adicional: En nuestra página con la Política de Privacidad encontrarás más información sobre la recopilación y uso de tu información por parte de Profesor Productivo.